Nour

Dedicamos la entrada de hoy a una célebre bailarina rusa con una larga carrera a sus espaldas en danza oriental estilo egipcio, que reside en Egipto desde hace mucho tiempo y que de hecho muchos creen egipcia de nacimiento por la calidad y dominio que ha alcanzado en este arte.

Web Oficial: http://www.nour-orientaldance.com/

Nour nació en Moscú y empezó a tomar clases de coreografía desde los 8 años, centrándose en danza folclóricas de Uzbekistán, Tadjikistán y Azerbaijan. A los 10 años ya bailaba profesionalmente en los escenarios, presentando las danzas folclóricas de su tierra, y tras conocer a la célebre bailarina india Rina Dayal, incursionó en las danzas indias BharatNatyman y Kathak. Ya entonces empezó a ser evidente una gran cualidad en ella: el no ser percibida como extranjera en ninguna parte, pese a que lo fue en todas, por su gran capacidad de integración, adaptación y comunión con el folklore y la cultura local.
A los 13 años empezó a incursionar en el ballet ruso y se unió a las compañías de ballet de Moscú, y fue a los 15 que llegó a sus manos la primera cinta de música árabe. Quedó cautivada por su estilo y se interesó en aprender la danza oriental, lo cual fue tremendamente fácil para ella, que ya dominaba la sutilidad del baile uzbeko y la energía de los bailes indios. Mediante el autoaprendizaje, Nour desarrolló nuevos movimientos y fue creando su propio estilo personal, llegando a enamorarse de la danza oriental y a convertirse en su favorita. Dejando las compañías, inció su carrera en solitario por Jordania, Emiratos Árabes, Turquía, Grecia y Sri-Lanka. En el año 1994, ganó el primer puesto en la primera competición rusa de bellydance.
Fue entonces, al ver su talento, cuando le recomendaron viajar a Egipto a perfeccionarse, porque era la cuna de la danza oriental. Así que se trasladó a El Cairo y allí conoció a su futuro marido, el cantante sirio Yasser. Desde entonces Nour ha permanecido en esta tierra trabajando profesionalmente como bailarina en diversos hoteles de 5 estrellas, pero sobre todo destacan sus intervenciones en bodas, que ella considera más honorable que el trabajo en restaurantes o clubs nocturnos. Conoció a Raqia Hassan y participó entre 2000 y 2002 en su festival Ahlan Wa Sahlan. Hoy en día, como decíamos al principio, es una de las bailarinas más populares de Egipto y casi nadie parece recordar que nació rusa.




Nour domina el estilo egipcio con su sello personal, al que ella añadió sus propias creaciones y nuevos movimientos, configurando un estilo muy propio. Las incursiones en otras danzas la han dotado de una mayor delicadeza y elegancia, y una excelente interpretación de la música, que transmite a su cuerpo dando una apariencia muy natural y nada artificiosa. Se siente cómoda con la música y baila sin esfuerzo ni afectación alguna. En conjunto resulta una bailarina muy amena y agradable de ver, que destaca por su carisma y su simpatía de cara al público. Toda una veterana que poco tiene a envidiar a otras excelentes bailarinas afincadas en Egipto, que ha convertido en su segunda patria.




Pues desde aquí mi sincera enhorabuena y felicitación a tan elegante y natural bailarina, que nos ofrece una danza de calidad, muy amena y agradable de ver, y que es un ejemplo claro de que cualquiera, sin importar su procedencia, puede llegar a un dominio perfecto de la danza oriental y de que no existen barreras raciales o de origen que puedan cerrarle las puertas a nadie si cuenta con el talento y con la capacidad de integración necesarias.

Comentarios

Keyla ha dicho que…
Pues soy big fan de Nour...es PERFECTA (dentro de lo que cabe claro está) su danza es hipnotizante, muy gracil y muy elegante...parece un angel al bailar...muuuuy hermosa. GRACIAS, por compartir un talento tan importante como lo es Nour...
Nejsret ha dicho que…
¡AY! Pero cómo me gustaaaaaa. Nour es mi bailarina favorita.
Anya ha dicho que…
Es diferente!! me gusta su energía bailando!! muy expresiva :)

Entradas populares